La mayoría de desarrolladores web han utilizado WordPress como herramienta principal debido a su facilidad de administración y la gran cantidad de opciones de diseño que existen. Para ello, lo más usual es desarrollar en local o en un dominio de pruebas mientras se finalizan los detalles y se obtiene la aprobación final del cliente. El inconveniente se genera cuando nos encontramos ante el proceso de migración del entorno local al real.

Esto puede llegar a ser una real pesadilla si no lo has hecho antes, llegando a derivar en un proceso largo y lleno de frustraciones. Nos podremos encontrar problemas de capacidad del hosting, pantalla blanca de WordPress, página o imágenes rotas o que el diseño en local no corresponda al que se ve en real. Para evitar todos estos inconveniente tenemos algunas alternativas y pasos a seguir según el tipo de problema que nos encontremos.

Por lo general, la mayoría de estos problemas se evitarán si procedemos correctamente a hacer la migración dependiendo de la opción que utilicemos para hacerlo.

Opción de migración usando Plugin

Existen varios plugin que permiten hacer la migración sin mayor problema. Personalmente, nos inclinamos por Duplicator, ya que es bastante efectivo y el proceso completo se hace en unos 10 minutos máximo. A pesar de ello, presenta un pequeño inconveniente: los requerimientos del sistema. Para poder exportar con éxito es necesario que tengamos desactivado open_base_dir en las opciones de php. Además, dependiendo del tamaño de la web, será necesario tener un buena memoria de ejecución para que no finalice el proceso automáticamente. Para importar, los requerimientos son lo mismo, además de necesitar una base de datos y accesos FTP para subir los archivos.

– Proceso de exportación:

Para exportar necesitamos tener instalado el plugin. Una vez instalado encontraremos en el menú de la izquierda Duplicator>Paquetes. En esta pestaña tenemos, en la parte superior, “Crear un paquete nuevo”, donde hemos de hacer clic y seguir los pasos que nos indica. Al finalizar el proceso nos permite descargar dos archivos (installer.php y el achivo comprimido con los datos de la web), es decir, la copia de la web, que serán los que finalmente subiremos a nuestro nuevo hosting.

– Proceso de importación:

Para importar los archivos es necesario tener accesos FTP a servidor y una base de datos. Para conectar el CMS procedemos a subir los archivos y esperamos a que el proceso termine. Una vez que tengamos todo en el servidor, abrimos el archivo installer desde la barra de navegación, que sería algo parecido a esto http://tudominio.com/installer.php. Al hacerlo, el archivo comenzará a ejecutar un análisis para comprobar si el hosting cumple los requisitos necesarios y, posteriormente, si todo está bien, nos pedirá los datos de conexión a la base de datos y comenzará el proceso.

Al conectarlo todo nos saldrá la pantalla de confirmación de la nueva url donde se instalará el WordPress. Normalmente, estas opciones las dejamos como están, ya que el plugin toma como base url el dominio en que se instala.

El ultimo paso es hacer un site loging en el admin de WordPress y borrar los archivos de instalación. Con esto terminará el proceso de migración y solo tendremos que comprobar que toda la web esté bien.

Opción de migración SIN Plugin

Esta es otra de las opciones disponibles, y se podría decir que es la más compleja, debido al cuidado que hay que tener con diferentes puntos para que todo quede perfecto en el momento de ver nuestra web en el nuevo hosting. Para comenzar, debemos realizar una copia de todos los archivos de nuestro servidor, utilizando un programa de transferencia FTP. También necesitamos hacer una copia de la base de datos. Para ello, iremos al panel de administración del hosting y buscaremos PHP MyAdmin, que nos permite ver los contenidos de la base de datos. Buscamos la opción de exportar y elegimos la opción exportar archivo sql. En este punto nos podremos encontrar el primer problema, ya que, dependiendo de la configuración del hosting que recibe, se podrían generar problemas al importar. Por tanto, será necesario exportar en modo compatibilidad.

Una vez que tengamos estos dos archivos, procedemos a subirlos en el servidor nuevo. Igual que el procedimiento anterior, necesitamos conexión FTP y una base de datos, ademas de acceso al admin de la base de datos PHPMyAdmin.

Procedemos a subir los archivos vía FTP al nuevo servidor. Este proceso puede tardar un poco más, ya que no estarán comprimido. Mientras hacemos esto, y para aprovechar el tiempo, podemos acceder a la base de datos e importar el archivo SQL que hemos exportado de nuestro servidor local. Si no tenemos ningún problema, al terminar de importar la base de datos podremos ver las tablas correspondientes al funcionamiento de WordPress. Pero aún no hemos terminado el proceso, ya que si nos fijamos en la tabla wp-options, en la celta site_url estará aún la dirección url de nuestra instalación local, y por tanto, no funcionará correctamente cuando la conectemos con los archivos que hemos subido.

Para cambiar esto, y que todas las entradas y links de nuestra web apunten al nuevo dominio, necesitamos ejecutar unas líneas de código en la pestaña SQL de nuestro PhPMyAdmin.

UPDATE wp_options SET option_value = REPLACE ( option_value, ‘dominioantiguo.com’, ‘dominionuevo.com’ );
UPDATE wp_posts SET guid = REPLACE ( guid, ‘dominioantiguo.com’, ‘dominionuevo.com’ );
UPDATE wp_posts SET post_content = REPLACE ( post_content, ‘dominioantiguo.com’, ‘dominionuevo.com’ );
UPDATE wp_postmeta SET meta_value = REPLACE ( meta_value, ‘dominioantiguo.com’, ‘dominionuevo.com’ );

Reemplazamos los datos de dominio antiguo y dominio nuevo.

Para finalizar, comprobamos que todos los archivos se hayan subido correctamente por FTP. Si el proceso ha terminado, buscamos el archivo wp-config.php en la raíz del sitio y lo editamos con cualquier editor de código para reemplazar los datos de conexión de la base de datos. Generalmente nos pide nombre de la base de datos, usuario, contraseña y host, que puede ser localhost o la IP de tu servidor. Lo guardamos y comprobamos que la web se vea correctamente. Es posible que encontremos problemas de pantalla en blanco, que es básicamente un error 500, pero la solución a este problema la podéis encontrar en este link .

Si todo ha salido bien y no tenéis el problema de la pantalla en blanco, procederéis a comprobar que los estilos y configuraciones sean iguales que en el servidor local. Uno de los problemas de este proceso es que si hemos realizado modificaciones en las opciones del tema, como cambio de logo, css personalizada, favicon, colores o tipos de letra, aunque sean directamente en las opciones del tema, no se pasarán a nuestro nuevo hosting, así que tendremos que hacerlas de nuevo para dejar el sitio como el local.

¡Contáctanos!

jhonny Varela

Web Developer

SEMrush

¡Te ayudamos a descatar!

Posicionamos tu página web en los primeros resultados de búsqueda sea cual sea tu negocio.

Llámanos